Los motores de renderizado V-Ray y Unreal Engine impulsan la infoarquitectura hiperrealista y las visualizaciones en tiempo real.

El hiperrealismo (V-Ray) y la renderización en tiempo real (Unreal Engine) han entrado pisando fuerte en el campo de la visualización arquitectónica. Una vez que hemos modelado el proyecto, es hora de ponernos a renderizar. Con los motores de render fabricamos los materiales, añadimos la iluminación, la cámara y calculamos la luz, las reflexiones, los brillos, las refracciones, etc. 

En líneas generales, podríamos decir que existen dos tipos de motores de render: tradicionales y a tiempo real. De los primeros destaca su resultado hiperrealista, mientras que de los segundos destaca su velocidad de renderizado. Unreal Engine y V-Ray son dos de las plataformas más utilizadas en el campo de la infoarquitectura

Su uso combinado nos permite construir visualizaciones inmersivas e interactivas de aspecto fotorrealista. Con estas herramientas se puede trabajar de forma más eficaz, rápida y sencilla, lo que ahorra tiempo y mejora la productividad, así como la calidad del resultado. Así conseguimos transmitir proyectos arquitectónicos de una forma completamente nueva. 

En este artículo vamos a repasar brevemente las utilidades de ambos motores y a analizar qué características destacan en cada uno de ellos. 

Visualiza tus proyectos como
nunca hubieras imaginado

Motores tradicionales:  V-Ray, calidad extraordinaria

Dentro de los motores de render tradicionales, V-Ray es uno de los más potentes. El software ofrece una calidad excelente con resultados extremadamente hiperrealistas. Como veremos más adelante, esta herramienta de ArchViz  funciona como complemento o extensión de otros motores de render en tiempo real, como Unreal Engine.

Para lograr un acabado realista, el sistema actual de representación de materiales PBR (Fisically Based Rendering) utiliza valores físicos. En este sentido, V-Ray trabaja con parámetros de cámara real tanto reflex como vídeo (exposición, ISO, velocidad de obturación, etc.). Además, dispone de algoritmos avanzados de iluminación y sombreado (reflexión refracción, translucencia, etc.)

Además de sus cualidades en lo que a iluminación se refiere, el motor de renderizado V-Ray incluye una amplia biblioteca de recursos y de materiales que lo convierte en una herramienta muy versátil para arquitectos y diseñadores. Asimismo, ofrece un rendimiento potente que permite trabajar ágilmente para llevar a cabo diseños de forma más rápida. 

Las últimas versiones han experimentado una gran evolución resolviendo dos de sus principales inconvenientes: su compleja configuración y unos tiempos de render excesivos. En la actualidad, es más fácil de usar y los tiempos de cálculo se han reducido significativamente. De hecho, ahora ofrece una especie de render de previsualización a tiempo real que permite ver de forma muy rápida el resultado del trabajo antes de lanzar el render definitivo. 

Motores a tiempo real: Unreal Engine, interacción y rapidez

Unreal Engine nace como un motor de render para el desarrollo de videojuegos y poco a poco se ha ido extendiendo a otros ámbitos, como el cine, la televisión y, por supuesto, la infoarquitectura. En este caso, se utiliza para construir simulaciones a tiempo real. Sin duda, su mayor ventaja reside en que podemos observar el resultado del trabajo de inmediato gracias a la enorme rapidez con la que realiza los cálculos. En concreto, es capaz de renderizar 24 imágenes por segundo para lograr una experiencia de navegación fluida.

Como las imágenes que nos arroja son directamente el resultado final, podemos interactuar con cualquier elemento de la escena. Además de incorporar una gran capacidad de procesamiento de datos, ofrece herramientas útiles para crear visualizaciones en tiempo real, como un editor de vídeo, un estudio de audio o el renderizado de animaciones. Así permite, por ejemplo, animar espacios en función de la entrada de los rayos del sol según la hora del día, de las luces del tráfico en el exterior o, incluso, del tipo de clima. 

En sus primeras versiones, la calidad de imagen que ofrecía distaba mucho del hiperrealismo que nos proporciona en la actualidad. Gracias al espectacular desarrollo de este software y a la potencia de los ordenadores actuales, en los últimos años la calidad del cálculo ha mejorado exponencialmente. De esta manera, permite al usuario pasear por los espacios e interactuar con ellos (abrir y cerrar puertas, encender y apagar luces, modificar los materiales, etc.). Es decir, disfrutar de experiencias de realidad virtual completamente interactivas e inmersivas. 

Su evolución también se percibe en su capacidad para realizar los cálculos de luz a tiempo real. Hasta hace poco tiempo, era necesario dedicar mucho tiempo a preparar el modelo y, aun así, la calidad obtenida era considerablemente inferior a la de otros motores de render, como V- Ray, algo que ya se ha resuelto. No obstante, sigue requiriendo un trabajo previo de optimización.

De V-Ray a Unreal Engine: una nueva era en la visualización arquitectónica

Llevar las imágenes creadas en V-Ray a un entorno en tiempo real con Unreal Engine permite aprovechar al máximo el potencial de ambas herramientas. De hecho, su uso combinado multiplica las posibilidades. Todas estas funcionalidades han convertido a estos sistemas de renderizado en dos de las herramientas favoritas en infoarquitectura

Gracias a las últimas actualizaciones, ya existe una buena conexión entre ambos motores. Esto traduce en que una escena con materiales e iluminación creada en V-Ray es relativamente fácil de exportar a Unreal Engine. De esta manera obtenemos imágenes con una calidad nunca vista hasta ahora en tiempo real y de una forma mucho más rápida

El uso de estas herramientas supone un importante paso adelante en el mundo de la infoarquitectura. No solo permite agilizar y simplificar los procesos de trabajo, sino también ofrecer unas visualizaciones tan realistas e inmersivas como si hubiéramos estado realmente en ese espacio. Así podemos transmitir los proyectos de una manera totalmente innovadora que favorece la conexión emocional con los clientes

Ambas soluciones están evolucionando a una gran velocidad. Por un lado, V-Ray es cada vez más rápido y eficiente; y por otro Unreal Engine ofrece cada vez mayor calidad. Esto nos hace pensar que en un futuro no muy lejano acabarán convergiendo. ¿Te gustaría conocer en profundidad el proceso para pasar del render estático al dinámico recorriendo sus distintas fases (modelado, texturizado, iluminado, etc.)? Ya puedes ver nuestra masterclass completa “De V-Ray a Unreal Engine”

Si no quieres perderte todas las novedades de BIM, ¡síguenos!

José Manuel Cuello

Autor José Manuel Cuello

Socio y cofundador de BIM2VR / Responsable del departamento de VIZ

Más artículos de José Manuel Cuello